Con dos hermanas rubias latinas: sexo en una autocaravana

Por Faizel Ahman
Tiempo estimado de lectura: 10 minutos
Sexkontakte finden
Bewerte diesen Beitrag

Las vacaciones en camping también pueden ser muy chulas

Hermanas rubias latinas: bellezas sensuales y despampanantes que literalmente sudan su atractivo sexual por todos y cada uno de sus poros. Lo que en un principio parece un sueño irrealizable de los deseos masculinos puede encontrarse sin duda en la realidad. También lo son las hermanas aquí descritas y sus cachondas experiencias. El sexo en la autocaravana forma parte de ella tanto como la masturbación en el mástil de la tienda.


Eronite empfiehlt dir
Das Dating 3.0 – Die Zukunft des Dating

Die Zukunft des Dating 3.0 startet hier!
Eronite empfiehlt dir Dating 3.0 – Die Zukunft des Dating

Die Zukunft des Dating 3.0 startet hier!
Eronite empfiehlt dir
Das Dating 3.0 – Die Zukunft des Dating

Die Zukunft des Dating 3.0 startet hier!

Dondequiera que aparezcan las hermanas rubias latinas, siempre pasa algo. Con una buena ración de erotismo natural y una pizca de humor, las gemelas también encantan al mundo masculino con el incesto.

Sexo en autocaravana por primera vez

Con dos hermanas rubias latinas: sexo en una autocaravanaLas hermanas llevaban ya dos días en este lugar sin que hubiera ocurrido nada digno de mención. Los demás visitantes del camping eran bastante aburridos y, en su mayoría, demasiado mayores para hacer nada con ellos. Tras dos días de aburrimiento, los primeros pensamientos sobre un cambio de ubicación se mezclaron en sus conversaciones. ¿Había algo peor que el aburrimiento? Dos salvajes indomables, como eran, no estaban hechos para quedarse de brazos cruzados.
Las dos se habían puesto cómodas con sus bikinis de colores neón sobre una manta delante de su tienda.

Una estaba tumbada boca abajo, hojeando un libro y preguntándose cuántos de sus vecinos de tienda estarían mirándole el trasero. La otra se sentó recta, arqueó la espalda y se puso a mirar el móvil. Sabía muy bien que ella también llamaba la atención con sus pechos al aire. La pregunta era, más bien, ¿para quién o para qué posaban aquí? Mientras una de ellas hojeaba sin sentido su teléfono móvil, la otra hojeaba su libro sin haber leído realmente las páginas. Era simplemente aburrido.

Un fuerte ruido de motor les hizo levantar la vista. Una furgoneta camper entra con estrépito en el terreno irregular y se detiene no lejos de ellos. Sin nada mejor que hacer, las dos hermanas observaron la llegada del nuevo vehículo. Finalmente, el motor se apagó y se abrió la puerta del conductor.

Chica sexual sudamericana

Las hermanas se guiñaron un ojo, una de ellas incluso se relamió. El tipo que salió de su vehículo no sólo encajaba en su patrón de botín. No, en realidad era bastante atractivo. Un breve intercambio de miradas reavivó la antigua competencia entre ellos. ¿Cuál de ellas sería la primera en tener sexo con este tipo en la caravana? Su expresión facial era inconfundible. Ambas hermanas querían hacer todo lo posible para ser más rápidas que la otra. O simplemente se abalanzaban sobre él al mismo tiempo, eso también funcionaba, por supuesto. Y el sexy sonny boy aún no conocía su suerte.

El recién llegado salió de su vehículo y observó los alrededores. Bueno, las hermanas le darían algo digno de ver. Para tales ocasiones, siempre llevaban consigo un tubo extra grande de crema solar. Ahora era el momento de desatar su primera arma: rubias hermanas latinas todas en crema.

Creme de la creme con los dos gemelos

Con dos gemelas rubias latinas: Follando en la caravanaYa habían practicado este procedimiento cientos de veces y lo habían perfeccionado. Mientras una aplastaba suavemente el tubo y untaba la crema en sus dedos, la otra se balanceaba expectante. Finalmente, la crema ligera se encontró con la piel bronceada por el sol y la hizo brillar. Para ello, ambos seguían siempre un ritual preciso. Primero se embadurnaron el cuello y los omóplatos, seguidos del resto de la espalda. Las piernas, especialmente los muslos, merecían un tratamiento especialmente cariñoso. Cuando estuvieron bien y brillantes, llegó el turno de los terneros. Después, se ajustó las escuetas bragas para que las magníficas nalgas también pudieran ser gloriosamente cremadas.

Por supuesto, los inconvenientes no acabaron ahí. La hermana cremada se giró sobre su espalda y ahora también tenía su parte delantera mimada. Esto tenía la ventaja de que podía observar las miradas de la recién llegada sin ser notada. Quién lo iba a decir, el joven ya la estaba devorando más o menos obviamente con la mirada. A juzgar por su expresión facial, ya estaba luchando con una enorme erección. Las hermanas sonrieron. Habían ganado el partido incluso antes de que empezara.

Rubias hermanas latinas encienden la próxima granada erótica

El objeto de su deseo ya parecía estar realmente interesado. Sin embargo, las hermanas no querían que su cachondo juego terminara tan rápido. Después de todo, en ese momento ni siquiera habían disparado tercios de su sexy repertorio.

Chica sexual sudamericana

Tras una mirada lasciva en dirección a la recién llegada, las hermanas se miraron profundamente a los ojos. Sonriendo, se saludaron con la cabeza y desaparecieron uno tras otro en su tienda. Su vivienda estaba construida de tal manera que los forasteros podían ver las sombras de lo que ocurría dentro, dada la luz adecuada. Las hermanas llamaban a este método juego de sombras, que ya habían utilizado muchas veces y entretanto habían perfeccionado.

Ambas hermanas gemelas me invitaron a un trío picante y caliente

Con dos hermanas rubias latinas: Follando en la caravanaAmbos se arrodillaron uno frente al otro y se rodearon con los brazos. Juguetearon con los cierres de las partes superiores de los bikinis más tiempo del necesario y finalmente bajaron las prendas. Uno de ellos empujó hacia el poste de la tienda hasta que finalmente estuvo entre sus piernas. Mientras tanto, su hermana le masajeaba los pechos por detrás. Giraban sus pelvis cada vez con más violencia.

La zorra latina se frotaba contra el poste de la tienda mientras su hermana gemela había introducido tres dedos y disfrutaba de la situación. Los gemidos, reprimidos al principio, se oían ahora entre ambos.

Era el momento adecuado para hacer una pausa. Los dos se detuvieron en su movimiento e hicieron un gesto de invitación hacia la tienda. Esperaron un rato, pero no pasó nada. ¿Acaso la recién llegada no había entendido su invitación? O peor aún: ¿al final no había seguido vigilándola?

Las hermanas se encogen de hombros. De acuerdo, si no iba a ocurrir en su tienda de campaña, hoy habría sexo en la furgoneta camper.

La prueba definitiva del vehículo

Con la idea de tener sexo en la autocaravana con el desconocido, las hermanas se vistieron de nuevo y salieron de la tienda. Por supuesto, el recién llegado la había estado observando todo el tiempo, como ahora podía ver. Su lujuria estaba claramente escrita en su rostro. Tenía sudor en la frente y las pupilas dilatadas. No se atrevía a pestañear y tenía una sonrisa infiel en la cara. En otras palabras, estaba tan cachondo como el Lumpy del vecino. Al igual que las hermanas rubias latinas prefieren a sus presas. El sexo en la caravana estaba al alcance de ambas manos.

Chica sexual sudamericana

Con un lascivo movimiento de caderas, se acercaron sonrientes y le preguntaron si podían mirar el interior de su vehículo. Incapaz de hablar, se hizo a un lado y la dejó entrar.

¿Eran una pareja de lesbianas o eran bisexuales?

Con dos hermanas rubias latinas: sexo en una autocaravanaEl interior era espacioso. Había una mesita con un banco, una cocinita y una cama de aspecto acogedor. Las hermanas miraron descaradamente la hinchazón de los pantalones de su presa. Le preguntaron si alguna vez había mantenido relaciones sexuales en esta casa móvil, a lo que él se negó. Las hermanas dijeron que era un partido muy bueno. Después de todo, ellos tampoco habían follado nunca en la caravana y ahora era el momento de cambiar eso. El tipo hizo rebotar su nuez de Adán y asintió, pero por lo demás no se movió.

Entonces las hermanas comprendieron sus reticencias. Por sus juegos en la tienda, debió pensar que eran una pareja de lesbianas. Por supuesto, tuvieron que corregirlo inmediatamente. Se acercaron a él y pusieron las manos sobre su cuerpo. Al hacerlo, nos aseguraron que ambos eran decididamente heterosexuales. Iba a protagonizar la próxima película Sexo en la caravana.

Su sonrisa se hizo aún más amplia. Una hermana le tiró de la camiseta por encima de la cabeza mientras la segunda se ponía en cuclillas, aprovechando para bajarle los pantalones. Su miembro ya estaba erecto y parecía casi a punto de estallar de excitación. Por fin, una polla abultada en mi boca otra vez. Mientras la zorra rubia latina chupaba y chupaba satisfecha, la otra se había deshecho de su top y se había incorporado delante de su víctima. De esta forma también podría usar su boca y su lengua para mimar sus pechos.

Chica sexual sudamericana

Aunque había parecido muy nervioso al principio, afortunadamente no era de los que se corren rápido. Eso fue gratificante, porque casi nadie duraba mucho cuando dos hermanas rubias latinas se ocupaban de ti al mismo tiempo. El sexo en la autocaravana prometía ser extenso y también satisfactorio para ellos.

Era hora de cambiar de posición. Las dos hermanas se bajaron las bragas lo más rápido que pudieron y se inclinaron hacia delante. Ahora tenía dos magníficos culos justo delante de él y la cuestión era cuál quería coger primero. También en este aspecto fue extremadamente hábil. Mientras penetraba una y empujaba una y otra vez, introducía los dedos de su mano en la otra. Así podría mimar a las dos rubias hermanas latinas al mismo tiempo con sus rítmicos movimientos.

Consejo de lectura para usted de Eronite 555Lea también:
– Es por eso que muchos chicos van por latinas con grandes tetas
Pretty Hot: Sexo por primera vez con una latina
La confesión: tus fotos son una plantilla de pajas para mí
– La camgirl colombiana Mariana Benz hizo gemir a toda la casa junta
La mamada húmeda en el vestuario de una venezolana de tetas gordas

En pleno acto sexual en la autocaravana, de repente retiró la mano y preguntó si las hermanas eran malas chicas. Ambos respondieron afirmativamente con mucho gusto. Siguiendo el ritmo de sus embestidas, empezó a asestar golpes en el culo caliente de la rubia latina. La combinación de dolor y placer fue sencillamente excitante y llevó a los tres participantes al borde del éxtasis.

Ahora era el turno del otro culo. Hermosamente enrojecida por los golpes, la zorra rubia presentó su trasero para que él pudiera follársela como es debido. Mientras tanto, la hermana ahora tenía que admitir que era una chica mala y una zorra astuta. El castigo por ello no se hizo esperar.

Tag der Belohnung: Meine Ausbildung zur Lustsklavin geht weiter

Con una sonora palmada, su mano se posó en la nalga derecha de ella. Inmediatamente lo agarró tan fuerte como pudo. Un agradable escalofrío lleno de dolor recorrió su cuerpo, que gimió en voz alta de muy buena gana. Poco después gimió con fuerza y se corrió como nunca antes en su vida.

Stiftung Warentest para vehículos en todas las situaciones

Es increíble que los amortiguadores hayan resistido eso. Fue la primera frase completa que escucharon del recién llegado. Se sentaron juntos a la mesa y bebieron café. El tipo acababa de practicar sexo en la autocaravana, había tenido el orgasmo de su vida y estaba pensando en su vehículo. Las dos hermanas soltaron un bufido y su compañero de juegos se unió a las risas. ¿Quién sabe, le guiñaron un ojo, si los amortiguadores sobrevivirán a una segunda ronda de sexo en la autocaravana?

Chica sexual sudamericana


Möchtest du unseren Newsletter bekommen?

Einmal wöchentlich versenden wir unser "Bergfest" mit den neuesten Beiträgen, News, Interviews und mehr, damit du nichts mehr verpasst – kostenlos!


Die Zukunft des Dating 3.0 startet hier!
Abonnieren
Benachrichtige mich bei
guest
0 Kommentare
Inline Feedbacks
Alle Kommentare sehen
Sexchat Live Cam