Normas y comportamiento en el burdel con prostitutas y acompañantes

Por Jens Haberlein
Tiempo estimado de lectura: 9 minutos
Normas y comportamiento en el burdel con prostitutas y acompañantes
Bewerte diesen Beitrag

La gran etiqueta de los burdeles para los clientes de los clientes de las escorts

¿Qué normas deben cumplir los clientes?

No se sabe con exactitud cuántos hombres recurren al sexo de pago. Según encuestas anónimas, más de tres cuartas partes de los hombres van a un burdel al menos una vez en su vida. Casi la mitad son clientes habituales de las escorts o pagan por sexo. Como en otros ámbitos, el comportamiento en un burdel está sujeto a ciertas normas. Las reglas del prostíbulo se aplican tanto a los jugadores como a las damas. Esta guía de etiqueta para los clientes ayudará a evitar problemas y a hacer del sexo de pago una experiencia agradable para todos.

Regeln und Verhalten im Bordell bei Prostituierten und EscortsComportamiento en el burdel – lo básico

El sexo es una parte integral de la vida, tanto si se paga como si no. Por lo tanto, las reglas en un burdel no son básicamente tan diferentes de las de una relación. Los fundamentos del comportamiento correcto en un burdel son el respeto, la cortesía y la higiene. Los pretendientes deben tratar a las damas como quieren ser tratadas. Hay un dicho en el ambiente que lo resume: “Si quieres follar, tienes que ser amable”. Los clientes deben tener en cuenta que las señoras, ya sean prostitutas de un prostíbulo, acompañantes o putas por afición, están prestando un servicio. Pagar más libremente por el servicio y el tiempo. Usted no adquiere derechos de propiedad sobre las damas. Este es uno de los puntos más importantes de la etiqueta para los pretendientes.

La base jurídica

Los clientes acompañantes y los clientes del burdel celebran un contrato de servicios. Esto es válido según el derecho contractual, aunque sólo se haya celebrado verbalmente. El contrato debe cumplir con las disposiciones legales generales. Esto incluye, pero no se limita a:

  • Cumplimiento de la obligación del preservativo
    Es una de las normas de conducta más importantes en un burdel y en el sexo de pago en general. Se promulgó para proteger la salud de las damas y sus pretendientes.
    proteger y no es negociable. El requisito del preservativo se aplica a todos los tipos de sexo: vaginal, anal y oral.
  • cumplir los acuerdos
    Aunque los acuerdos sólo se hayan hecho verbalmente, siguen siendo legalmente vinculantes y deben cumplirse. Aparte de los tipos de servicios de amor, esto se refiere principalmente al precio. Los demandantes están obligados a pagar el precio acordado aunque no estén satisfechos con el servicio. En el medio, es habitual pagar por adelantado. Si un cliente no paga o devuelve parte del dinero…
    la señora puede emprender acciones legales contra él y demandar sus honorarios. Si su mejor pieza no se pone dura o no puede correrse, eso no le da derecho al cliente a pedir que le devuelvan el dinero.

La preparación para el sexo

El comportamiento correcto en un burdel incluye la preparación para la experiencia erótica. Para el comportamiento en el burdel (también se aplica a los clientes de la escolta) aplicar 2 cosas: venir sobrio y limpio lavado. El alcohol embota los sentidos. Si visitas un prostíbulo borracho, te privas del placer. También aumenta el riesgo de que te timen o te roben. Además, el exceso de alcohol perjudica la función eréctil.

Erotikportal mit Flatrate

Parte del comportamiento en un burdel es que las damas no tienen que aceptar a todos los pretendientes. Cualquier persona que esté demasiado intoxicada puede ser rechazada. Para eso todos los burdeles tienen seguridad. Justo al frente de la etiqueta para los pretendientes está también el aseo personal. La higiene es la base del buen comportamiento en el burdel. La higiene incluye ducharse o bañarse antes de ir al prostíbulo, tener el pelo limpio y las uñas bien cortadas, y ropa limpia.

Consejo

Las reglas en el prostíbulo en cuanto a la higiene pueden ser realmente divertidas, si el pretendiente con “su” dama comienza la cita con una ducha conjunta. Podéis hacer muchas cosas bonitas juntos.

Regeln und Verhalten im Bordell bei Prostituierten und EscortsDiscutir todo de antemano ahorra problemas

Al comportamiento correcto en el burdel pertenece igualmente si el pretendiente con la dama discute sus deseos antes. No todas las putas lo hacen todo. Por ejemplo, una de las reglas básicas en un burdel es: nada de sexo sin preservativo. Aunque los clientes de las escorts quieran besos con lengua, algunas señoras no están de acuerdo. Otros ofrecen este servicio pero cobran un suplemento. Parte de la etiqueta para los pretendientes es respetar esos deseos. Si no quieres pagar, no puedes utilizar el servicio. Esto también se aplica a las peticiones especiales como el coito anal, el bondage y otros. El comportamiento adecuado en un burdel incluye aceptar esas prácticas de antemano o no hacerlas.

¿Y la violencia?

Esta cuestión es problemática. Para algunos clientes, golpear, pellizcar o tirar del pelo a su pareja forma parte del sexo. A otros les gusta ser golpeados y humillados. Aquí se aplica lo mismo al comportamiento en un burdel que en una relación: lo que se permite es lo que se acuerda mutuamente. Si te gusta golpear a tu pareja, infligirle dolor o humillarla, debes hablarlo con la dama de antemano. Algunos están de acuerdo con los deseos, otros no. Sin embargo, los jugadores deben esperar pagar un extra por estas peticiones especiales.

Todas las acciones sólo pueden tener lugar de mutuo acuerdo.

¿Y su vida personal?

Incluso las putas y los acompañantes tienen derecho a una vida privada. Muchas mujeres del sector trabajan bajo un seudónimo y tienen un número de teléfono móvil y una dirección de correo electrónico distintos para contactar con los clientes. Una de las normas de conducta no escritas en un burdel es, por tanto, que los clientes de las casas de citas o de las escorts no molesten a las señoras con preguntas como, por ejemplo, su número de teléfono privado o su dirección de correo electrónico, su nombre real o incluso su dirección.

Erotikportal mit Flatrate

Muchas putas y escorts tienen una relación comprometida o incluso están casadas y tienen hijos. La pareja no siempre sabe que su mujer o su novia se está convirtiendo en un truco. La etiqueta para los pretendientes dicta respetar los deseos de la mujer y no interferir en su vida privada. En el sector se hace mucho hincapié en la discreción. Por el contrario, a muchos pretendientes les resultaría muy embarazoso que su amada empezara a llamarle o incluso a llamar al timbre.

¿Qué hacer si hay problemas?

El comportamiento adecuado en un burdel incluye no dejar que los conflictos se intensifiquen. Aunque es bastante raro, puede ocurrir que incluso las mujeres causen problemas con su comportamiento en el burdel. Por ejemplo, algunas personas dicen. Esto significa que exigen dinero además del precio acordado. Este comportamiento en un burdel no debe ser tolerado por los clientes. En el burdel casi siempre hay un supervisor al que se puede acudir. Lo mejor es que los clientes de los servicios de acompañamiento se pongan en contacto con la agencia. Una de las reglas en el prostíbulo es no resolver esas disputas con las damas personalmente. Eso no te llevará a ninguna parte. Una de las reglas del burdel es que los clientes que causan problemas son despedidos.

Regeln und Verhalten im Bordell bei Prostituierten und EscortsNo significa que no. Siempre.

Una de las normas de conducta más importantes en un burdel es que los clientes deben respetar el “no” de la dama que elijan. En este sentido, el comportamiento en un burdel no es diferente al de una relación normal. El hecho de que el cliente haya pagado por el servicio de la puta no le convierte en su dueño. La tarifa es sólo por el servicio, no por su cuerpo. Al comportarse mal en un burdel, un cliente puede cometer un delito. Si obliga a la mujer a mantener relaciones sexuales en contra de su voluntad (o incluso a mantener relaciones sexuales sin preservativo o prácticas que ella rechaza) se trata de una violación o una agresión, que puede ser perseguida. Lo mismo ocurre con los clientes de las escorts o con los hombres que encargan a una prostituta o a una puta aficionada a su casa o a su hotel. Lo mejor es evitar estas situaciones en primer lugar hablando de los deseos y las fantasías antes del sexo.

¿Qué pasa cuando el mejor no quiere participar?

Las putas experimentan este tipo de cosas todo el tiempo. Los hombres no se comportan en un burdel como en una relación comprometida. Estás nervioso y emocionado. Puede ocurrir que su pene se vuelva flácido. Una de las reglas de oro del comportamiento en los burdeles es que las señoras no hablan de ello ni se ríen de sus clientes.

Erotikportal mit Flatrate

Las putas experimentadas aún pueden ayudar a sus clientes a llegar al orgasmo, ya sea mediante la liberación manual (masturbación) o el sexo oral (con preservativo). Sin embargo, la etiqueta para los apostadores también establece que en tal caso el cliente no tiene derecho a exigir la devolución de su dinero. Al fin y al cabo, la señora no tiene la culpa de que su “buen amigo” le abandone.

¿Cómo hacer que el sexo sea realmente bello?

Una de las reglas más importantes de comportamiento en los burdeles para los clientes es tratar a las putas como mujeres normales y comportarse como una cita cuando se visita un burdel. Eso significa que los pretendientes y los clientes de la escolta pueden hacer pequeños regalos a las damas. Todas las mujeres se alegran de ello, incluso las profesionales. No tiene por qué ser un gran ramo de rosas rojas. Una caja de bombones o una tableta de chocolate o una botella de vino también quedarán muy bien. Ponen una sonrisa en su cara y mejoran su estado de ánimo. En última instancia, el cliente se beneficia de ello.

Thema Rotlicht: Wieviel kostet ein Blowjob im Bordell?

Lo mismo ocurre con los cumplidos. ¿A qué mujer no le gusta oír lo guapa que está y lo sexy que es? Las putas no son una excepción. Con unas palabras bonitas consiguen un buen estado de ánimo y se lo hacen sentir al pretendiente. Si el encuentro ha ido muy bien, la etiqueta para los pretendientes también permite agradecerlo con una propina. Esto también beneficia al pretendiente. La próxima vez que vuelva, puede estar seguro de que “su” señora le recibirá con alegría. Entonces ambos se divierten más durante el sexo.

Nicht klicken!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here