La devota hermana Alice cura la fiebre de Batten

Por Stephan Gubenbauer
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos
¿Cita con el médico? Las ideas más calientes para los juegos de rol
Bewerte diesen Beitrag

La fiebre de las tablillas ya no es un problema

En casos graves de
Fiebre de Batten
el médico jefe solía llamar a la encantadora y muy experimentada enfermera Alice para que aliviara al paciente. Tras un diagnóstico exhaustivo, la enfermera sensualmente desagradable siempre sabe cómo ayudar al paciente que sufre. Con visible placer, ella lo guía para que se ayude a sí mismo y lo conduce con sensibilidad pero con firmeza hacia el clímax chispeante y redentor. Un juego de rol de la clase extra que no debería faltar en ninguna colección porno.


Eronite empfiehlt dir diese XXX Videos, Livecams & privaten Kontakte:


Con plena dedicación física en beneficio del paciente

La devota hermana Alice cura la fiebre de BattenConsciente de que el paciente necesita ayuda urgentemente, la hermana Alice le apoya desinteresadamente y con todo su esfuerzo físico. Presenta su cuerpo deportivo y atractivo con un seductor vestido de enfermera. La tela llega justo por encima del pechugón y deja ver las largas y esbeltas piernas. La hermana Alice permite de buen grado echar un vistazo más profundo entre sus muslos y muestra una piel tierna y blanca cuando se trata de dejar que el paciente con fiebre de listón sienta la excitación necesaria.

Pechos voluminosos – al alcance de la mano: el profundo escote muestra los grandes pechos de la enfermera morena con un efecto magnífico. A la hermana Alice le gusta llevar un sujetador push-up. Sabe que sacará de sus casillas a cualquier paciente con fiebre torácica cuando se incline hacia él, atento y al alcance de su cara. Disfruta cuando la visible excitación de su novio se dispara por la mitad de su cuerpo al ver su rollizo escote y, sin embargo, no se le permite tocarla.

Direkt zum Klinik-Porno

Pero, como consuelo y a petición suya, desenvuelve gustosamente sus pechos uno a uno y presenta seductoramente los pechugones en sus manos. Con un placer visiblemente creciente, acaricia la blanca piel y revela a la paciente cómo deja que sus sensibles pezones se vuelvan firmes y regordetes como bayas maduras.

La hermana Alice revela sus secretos

La devota hermana Alice cura la fiebre de BattenEn la bonita cara de la hermana Alice y sus ojos brillantes se puede ver lo mucho que la lujuriosa MILF disfruta cuando se le permite curar otro caso de fiebre de café con leche. Porque los casos de fiebre de los listones liberan toda su imaginación y su calentura. Para animar al pobre enfermo a una excitación creciente y llevarle a una efusión saludable, le cuenta las sensaciones y sentimientos sensuales cuando le toca. En una charla sucia, ella confiesa sus secretos más profundos y revela sus preferencias sexuales y finuras, desde las más tiernas hasta las más duras.

Manos sensibles para momentos sensuales de felicidad: Las delgadas manos de la enfermera cachonda están hechas para sesiones de caricias y masajes compasivos e intensos en todas las regiones del cuerpo. Para el paciente se hace físicamente tangible cuando la hermana Alice le muestra cómo y dónde le gusta masajearse y burlarse de él. No es ajena a los artificios para ayudar a un hombre a alcanzar los mayores placeres. Le gusta demostrar cómo fija la parte más sensible del cuerpo del hombre con una mano y la somete a un tratamiento placentero con la otra. Con guantes, los delgados dedos de la consumada enfermera son el instrumento perfecto para un relajante masaje prostático para la fiebre del café con leche.

La boca perfecta para el clímax lujurioso

La boca roja de la enfermera caliente con loslabios sensualmente curvadosestá hecha para besos intensos y mimos conmovedores en el centro del cuerpo del paciente. Ningún hombre se queda frío cuando la hermana Alice forma sus labios carnosos en un beso y demuestra lo que puede hacer con sus labios, su lengua y su boca.

Termin beim Arzt? Die geilsten Ideen für Rollenspiele

Cuando el paciente está cerca del clímax catártico, la enfermera ofrece su lengua para la efusión del líquido responsable de la fiebre del sable . Ha ocurrido que no ha podido absorber toda la cantidad y una parte ha goteado sobre sus pechos. Pero la Hermana Alice no le echa en cara eso al paciente con la fiebre de los listones. Al fin y al cabo, para eso está. Le encanta su trabajo.


Mach dir eine geile Zeit und genieße private XXX Videos & Livedates:




Nicht klicken!
guest
0 Kommentare
Inline Feedbacks
Alle Kommentare sehen
Sexchat Live Cam